Los zapatos en su sitio.


Ya casi no falta nada para que empiece el verano, pero yo me he adelantado un pelín y tenía mono de color.

Busqué por cada rincón por si aparecía un nombre, un fabricante, alguna etiqueta, pero nada, así que mi cabezonería por saber más sobre el invento me tuvo algunas horas buscando entre patentes hasta que di con ella.

Atención a la descripción:

"Dispositivo de presentación automática de una bandeja giratoria, de aplicación a muebles-bar y semejantes, esencialmente caracterizado por comprender una bandeja circular montada libremente giratoria mediante adecuado cojinete, sobre la base de fondo de un cuerpo semi-envolvente, tal que medio prisma poliédrico o cilíndrico, con la particularidad de presentarse embisagrado por uno de sus laterales sobre la armadura del mueble de adopción y asimismo de disponer de un rodamiento en la parte oponente de la base que facilita el movimiento en desplazamiento giratorio sobre la dicha articulación de embisagrado, precisamente en el fondo de la cabina interior del mueble, de profundidad adecuada para la recepción del conjunto de bandeja giratoria y semi-envolvente rebatido en su embisagrado."

Este señor de Sabadell (Barcelona) llamado Atilano Izquierdo , inventó y patentó este sistema en el año 1967, con lo que es muy probable que tuviese un mueble zapatero de entre 40 y 50 años esperando a que le diese un poco de cariño.


Tardé un rato en descubrir cómo desmontarlo y vi que las chapas superiores de las plataformas estaban bastante mal. Podía probar a pegarlas bien, arriesgándome a que, con el tiempo, se volviesen a despegar o quitarlas y empapelar las bases.


Después de lijarlo, limpiarlo bien e imprimarlo, podía empezar a pintar. Elegir el diseño, tener los colores a punto, medir, cinta de carrocero y al lío.


Una vez seco, pegué el papel en la parte superior de los módulos giratorios.


Los tiradores, a pesar de estar bastante deteriorados y probar con otros de la misma época, decidí intentar recuperarlos.

Y aquí está. Después de arreglarlo y aprender algo más sobre "puertas giratorias", me quedo contenta con el resultado.


Un bar de los años 70 en una casa moderna.



El último proyecto que me ha tenido varios meses como loca ha sido un bar. Y no porque haya estado celebrando algo, sino porque ha sido un arduo trabajo transformar la barra de guateque "landista" en una "coctelería" para una sala en una casa moderna.

 

Y así estaba. Había que hacer un análisis completo de desperfectos. Desmontarlo todo por módulos y ponerme manos a la obra.
Obviemos el olor a anises y coñac añejo que desprendía todo el bar.


El paso de los años, humedad, grasa y suciedad que había que limpiar bien para que los metales volviesen a brillar. Desmontadas las piezas tenía que empezar a lijar. No sabía si contarlo, pero el mueble es tan grande que no me cabía en la sala para lijar ("sala de máquinas") y lo tuve que lijar a mano. Todito. Menos mal que hay buenas imprimaciones para que la pintura agarre bien en superficies de contrachapado.


Y ya puedo empezar a pintar!
El invierno y la humedad no son buenas amigas del secado de la pintura, pero tras secarse capa por capa, pude empapelar algunos huecos y fondos. Usé un papel de pared de https://www.papelesdelos70.com/, de la gama "retro" y se empezó a ver la luz al final del túnel.


Una vez empapelado, barnizado y seco había que montar todas las piezas, repasar el circuito eléctrico y reemplazar cableado. Los módulos para tapizar ya estaban en marcha.


Cuando comprobé que todo estaba en su sitio y funcionaba perfectamente lloré de emoción. Mucho trabajo y muchos dolores de espalda, pero aquí estaba terminado el bar. Espero que os guste.


Fin.

Antiguo dormitorio recuperado



Este antiguo dormitorio necesitaba airearse y darle una vueltecita, así que me lo llevé a mi casa (2º sin ascensor) y me puse manos a la obra.

Después de retirar los tiradores y darme cuenta de que la cómoda venía con una pata suelta, revisé el resto de desperfectos, golpes, arañazos, etc, para ponerme con ellos. Sierra, cola, madera, masilla, espátulas y todo lo que podía tener alrededor.


Cuando todo está seco y en su sitio (al menos 24 horas), empezamos con la lija y a imprimar.


Ha necesitado dos manos de imprimación para quedarse bien cubierto antes de lijar un poco y usar la pistola para empezar a pintarlo.



Muchísimos cajones! Y todavía los tengo que empapelar!


Los clientes eligieron este papel que imita al azulejo hidraúlico para el interior de los cajones (Leroy Merlin). Los tiradores los reemplacé por unos de cerámica blanca.

Pintado, barnizado, empepelado y con tiradores nuevos.

Y aunque pensé que nunca iba a acabar, aquí está, aunque en la foto no cabía la cómoda.


A por el siguiente proyecto.

K.O.

Hemos estado un poco ausentes en las redes en los últimos meses, pero no vayáis a pensar que ha sido porque no hemos estado trabajando para mostraros piezas nuevas, no. Mucho trabajo y querer estar en todo hace que tengas que aplazar algunas cosillas.

Os contaré en lo que hemos estado metidos.

Además de andar a la búsqueda de tesoros y participando en mercados, también hemos colaborado montando la escenografía en el Festival de Cine Africano de Córdoba, que coincidió con el WIEF (Foro Económico Mundial Islámico), compartiendo programación y cobertura mediática.

En dichos decorados del Teatro Góngora de Córdoba, los directores recibieron a la prensa de TV2, Córdoba Internacional, Canal Sur, BBC Emiratos Árabes y Al Jazeera.




Una vez "acabada la cena", que diría un señor cura, seguimos con nuestros encargos. Aquí os muestro algunos.



 Work in progress

Y la primavera se presentó con un mercado con motivo del SM Pádel Tour, también en Córdoba, y celebrado en el Club Sierra Morena.


Además, tuvimos el placer de participar en Nocturnos II, segundo encuentro de cultura avanzada independiente de Córdoba y, como ellos mismos lo definen "una aproximación a los artistas, colectivos de creadores, gestores culturales, investigadores, críticos, estudiantes o sencillamente espectadores, que trabajan en proyectos creativos. Algunos de los retos de este encuentros son el fomentos de la iniciativa de relaciones de reciprocidad, crecer colectivamente, hacer más visibles a nivel local a los creadores y profesionales del sector creativo, el fomento de la pluralidad creativa y la apertura de vías de diálogo sobre esta, así como la creación de una estructura que ayude a iniciar industrias creativas en Córdoba".


Allí estuvo Sra. Pinkman, con mucho de lo que nos gusta, parte de lo que hacemos y mucha ilusión.


Y, para ir abriendo boca, os enseñamos con lo que vamos a empezar en breve y ya mismo tendréis a vuestra disposición.