Antigua "tocinera"

Desde que la vimos nos enamoramos de ella. Estaba sucia y con señales de haber sido atacada por la carcoma, pero nos dio igual: todo se puede arreglar.
Tras pasar el período de cuarentena con su correspondiente tratamiento, nos pusimos manos a la obra y conseguimos esta preciosidad.

Aunque en su origen estaban en las cocinas de las casas donde se hacían chorizos y demás derivados de las matanzas, ahora son muy valoradas en las casas modernas, tanto para la cocina como para usarla como escritorio, en un salón, baño, entrada o cualquier otro sitio.

Si antes de arreglarla nos encantó, ahora me va a costar separarme de ella.