Mírate

Fue verlo y parecernos una joya retro inconfundible. No era como lo veis, evidentemente.
Le dimos un precioso rojo brillante para que llamase más la atención, si cabe.

Un espejo que quedaría precioso en una entrada, encima de una cómoda o incluso en un baño.


Espejito, espejito...

Nos hicimos con muchos espejos sol y tan pronto entraron al taller como salieron para decorar paredes de bonitos pisos. Nos iremos haciendo con más, no os preocupéis. 

!Y para muestra, un botón! Aquí tenemos una prueba gráfica de lo bien que han quedado los espejos que han salido del taller Pinkman y que no han llegado a "pisar el blog".

Pero aquí no acaba todo. De momento tenemos un precioso espejo "sol" rectangular. Tiene las hojas solapadas y un precioso color dorado antiguo.


¿Hacemos la maleta?

Pobrecita, cómo la encontramos...! Esta preciosa maleta ha dejado de servir para transportar ropa en los viajes cortos para ser un objeto decorativo muy vintage, dándole unos mimos y una buena sesión de decoupage.

Podemos usarlo para guardar nuestros libros, como caja de costura o revistero en el salón. Por fuera es bonita, pero por dentro, más.


Ma-Of: una joya en mi escritorio

La Ma-Of es una de las lámparas significativas que hubo en los despachos de abogados, médicos, notarios... a finales de los años 70, cuando desapareció la famosa fábrica FASE MADRID.

Muy valorada hoy por expertos en interiorismo y cotizada en ferias internacionales, esta lámpara, constituye una auténtica pieza de coleccionista, acabada en madera de roble y acero.