Espejito, espejito...

Nos hicimos con muchos espejos sol y tan pronto entraron al taller como salieron para decorar paredes de bonitos pisos. Nos iremos haciendo con más, no os preocupéis. 

!Y para muestra, un botón! Aquí tenemos una prueba gráfica de lo bien que han quedado los espejos que han salido del taller Pinkman y que no han llegado a "pisar el blog".

Pero aquí no acaba todo. De momento tenemos un precioso espejo "sol" rectangular. Tiene las hojas solapadas y un precioso color dorado antiguo.