Si se fuma, que sea con clase!

Desde Sra. Pinkman no juzgamos ni juzgaremos nunca los vicios de nadie, aunque sí lo haremos si se hace en un triste cenicero de cristal de los chinos. 
Por eso, SI SE FUMA, QUE SEA CON CLASE, por favor!

Aquí os damos dos opciones para que, cuando lleguen los amigos a casa, se queden sorprendidos cuando digan: "¿se puede fumar? ¿tienes un cenicero?"...